Agustín Moreto
Loas, entremeses y bailes de Agustín Moreto
Ed. Mª Luisa Lobato
2003, xiv, 260; vi, 261-766 pp.
(Ediciones críticas 136-137)
ISBN: 978-3-935004-87-9
€ 128,- (2 vols.)

Busque en este libro:

Powered by Google

Esta obra es el primer estudio y edición de conjunto del teatro cómico breve de Agustín Moreto, uno de los mejores autores del Siglo de Oro español al que Gracián elogió en El Criticón como "el Terencio de España".
Del éxito de su teatro, parangonado con el de Calderón y Rojas, da testimonio ya en su época la americana Sor Juana Inés de la Cruz cuando aconseja elegirlas para representaciones cortesanas, como clave de éxito seguro. En la península, Lanini lo incluyó entre los autores más famosos del siglo XVII, entre los que se refiere a varios entremesistas y a algunos autores de comedias burlescas, como Suárez de Deza, Matos Fragoso, los Vélez, Cáncer, Hurtado de Mendoza y Quiñones de Benavente. Su veta cómica y jocosa mereció también otras opiniones laudatorias, como la de Álvaro Cubillo de Aragón en El enano de las musas.
Alabado por sus contemporáneos, Agustín Moreto tuvo gran éxito en su época y la representación de sus obras fue muy frecuente en los corrales de comedias y en la corte. Dan cuenta de la calidad de su teatro, además de las numerosas representaciones que reflejan el gusto del público, el ver incluidos entre los autores de las compañías que las escenificaron a los más célebres de su siglo, entre los que se cuentan Antonio García de Prado, Antonio Escamilla, Sebastián de Prado, Francisco García el Pupilo y Juan Francisco Ortiz, al frente de comediantes de gran popularidad.
Se analizan en esta obra sus treinta y seis loas, entremeses y bailes enmarcados en su trayectoria biográfica y en su época, y también en relación con otros autores de su siglo. La edición crítica de los textos se acompaña de notas explicativas que acercan esta obra al lector actual.
La lectura de estas piezas, ágiles de ritmo y muy ingeniosas, corrobora la opinión de Cotarelo a principios del siglo XX, quien indicó que después de Cervantes y de Quiñones de Benavente, Moreto fue el mejor entremesista del siglo XVII, aun incluyendo a Cáncer, Calderón y Villaviciosa. Este teatro breve fue el compañero inseparable de sus obras más largas. Un equipo de investigadores coordinado desde la Universidad de Burgos ha empezado la tarea de la edición crítica de sus comedias.